NACE EN CHILE PRIMER RINOCERONTE.

El 27 de Julio a las 13:33 hrs. se produjo en Buin Zoo un hecho histórico: el nacimiento de la primera cría de Rinoceronte Blanco (Ceratotherium simum) en Sudamérica, y la primera también de “Oliver” y “Hannah”, la pareja de Rinocerontes del parque.

“Pantaleón”, nombre elegido por el parque para esta cría debido al santoral católico del día de su nacimiento, nació pesando 62 kilos tras un trabajo de parto de 30 minutos. A los pocos segundos de nacer, reaccionó a los estímulos de la madre, y tan sólo media hora después de su llegada al mundo, “Pantaleón” ya se encontraba de pie junto a “Hannah” recorriendo el recinto.

EL PRIMERO EN SUDAMERICA.

Este nacimiento es un tremendo aporte a la conservación ex situ (fuera de su medio natural) de una especie que está amenazada de extinción, y cuyas proyecciones son alarmantes: Se estima que quedan entre 19.000 y 21.000 animales en el mundo –de los cuales 700 se encuentran en zoológicos bajo el cuidado de humanos- y su tasa de mortalidad es de más de 1.000 ejemplares por año aproximadamente en vida silvestre (en su mayoría debido a la caza indiscriminada y a la destrucción de su hábitat).

Las cifras que entrega el Studbook oficial de esta especie (estudio global y coordinado entre todos los zoológicos que cuentan con ese animal) es que al año sólo nacen un máximo de 17 Rinocerontes en todos los parques a nivel mundial, por lo que la contribución que Buin Zoo puede hacer con este animal para formar una nueva pareja de una especie tan amenazada es gigante.

Como antecedente, suele ser raro reproducirlos en parques cuando hay sólo una pareja y en muchas ocasiones es necesario más de un macho para estimular la competencia. El hecho de haber logrado reproducción en Buin Zoo con una sola pareja da cuenta de las excelentes condiciones de bienestar que se entregan a los animales para generarles un ambiente óptimo, reflejándose esto en el éxito reproductivo.

Considerando los pocos nacimientos que hay cada año en el mundo, a nivel continental también es un hecho histórico, teniendo en cuenta que hay sólo 7 zoológicos que cuentan con esta especie en este lado del continente y ninguno había sido capaz de generar reproducción, hasta ahora. Dichos parques son: Sao Paulo y Belo Horizonte (Brasil), Buenos Aires (Argentina), Ukumary y Hacienda Nápoles (Colombia) y Bararida (Venezuela).

Una particularidad de los Rinocerontes, y que explica un poco porqué es tan difícil repoblar el mundo con esta especie, tiene que ver con lo extenso de su ciclo reproductivo: Después de un periodo de gestación de año y medio (aproximadamente 18 meses) nace una sola cría, a la que la hembra tendrá que amamantar durante al menos dos años más, periodo tras el cual puede volver a aparearse. En definitiva, una pareja de Rinocerontes puede dar a luz –en el mejor de los casos- a sólo 1 ejemplar cada 4 años.

La historia de Oliver y Hannah en Buin Zoo comenzó en 2013, llegaron cada uno con 2 años de vida, y las proyecciones eran claras: Generar a futuro una familia reproductiva y ser un aporte a la conservación de la especie con animales que a mediados de 2015 llegarían a su madurez sexual. Y así fue, ya que tras un período de gestación de 18 meses, a mediados de 2017 nació este increíble animal que ya puede ser visitado por todo el público en Buin Zoo.

Horarios: 10:00 a 19:00 hrs.

Valores:

  • Adulto: $8.000 en boletería, $6.400 en la web.
  • Niño: $6.000 en boletería, $4.800 en la web.
  • Tercera Edad: $4.000 en boletería, $3.200 en la web.

Comentarios

Comentarios cerrados.