Deglución Atípica en Niños

La deglución es el paso de los alimentos en forma de bolo desde la cavidad oral hacia el estómago. Esta se realiza a través de movimientos musculares de la faringe, esófago y del cardias. Lo anterior se debe realizar en forma mecánica y ordenada, existiendo un equilibrio en las características orofaciales del niño y una coordinación con la respiración.

Para que los niños logren llegar al proceso de deglución de manera satisfactoria, los pequeños practican mediante actividades cotidianas y reflejas como son las llamadas “Funciones Reflejo-Vegetativas”, estas funciones son la respiración, la succión, la masticación y la deglución propiamente tal.

Existen una cantidad no menor de niños que tienen una deglución inapropiada y esto en muchos casos puede ser la causa de la instauración de patrones y hábitos incorrectos que en el futuro pueden generar anomalías estructurales en los órganos fonoarticulatorios: maxilares,  paladar, mejillas y dientes.

Incluso, un niño que presenta Deglución Atípica puede tener problemas de bajo rendimiento escolar, ya que no suelen hacer un uso correcto de la respiración, de la deglución y de la masticación.

Las dificultades en la deglución pueden de ser provocadas por diversas causas:

  • De carácter psicológico: deficiencia mental.
  • De carácter neurológico: disartrias.
  • De carácter orgánico: disglosias.
  • Por malos hábitos: succión digital, respiración oral, interposición lingual o labial al tragar, abuso del chupete o biberón.

La Deglución Atípica en general se define como la presión anterior o lateral de la lengua contra las arcadas dentarias durante la deglución.

  • Existen una serie de características que comparten todos aquellos niños que presentan una deglución atípica:

Características anatómico- funcionales:

  • Falta de sellado labial (queda una abertura entre los labios).
  • Labios hipotónicos.
  • Respiración oral.
  • Lengua hipotónica en posición adelantada o interdental (la lengua suele ubicarse entre los dientes incisivos superiores e inferiores).
  • Mal oclusiones dentales y maxilares.

Características Deglutorias:

  • Torpeza al realizar movimientos deglutorios de delante hacia atrás.
  • Bolo alimenticio formado contra los incisivos.
  • Masticación en la zona anterior de la boca y no con los molares.
  • Músculos Maseteros laxos (músculos de las majillas).
  • Contracción labial durante la deglución.
  • Los labios no sirven de muro de contracción por lo que suelen aparecer restos de alimentos y saliva en los labios.
  • Movimientos acompañados de cabeza y cuello.
  • Suele encontrarse paladar ojival estrecho que desubica la posición de la lengua.

Características en el habla:

  • Dificultades articulatorias habituales con los fonemas /s/ o /r/.

TRATAMIENTO

Consiste en la terapia miofuncional que se debe llevar a cabo entre el odontólogo y el terapeuta del lenguaje. La Terapia Miofuncional consiste en un método de reeducación de los hábitos orofaciales (deglución atípica) y respiratorios.

Entre los objetivos  que persigue la terapia miofuncional se encuentran:

  • Devolver el equilibrio muscular orofacial perdido reeducando patrones musculares inadecuados.
  • Modificación del patrón deglutorio incorrecto estableciendo nuevos comportamientos.
  • Instauración de hábitos correctos como: una postura, respiración y deglución correctas

Áreas a trabajar:

  • Relajación
  • Postura
  • Respiración
  • Musculatura
  • Deglución

Actividades:

Juegos para estimular/activar
  • La sensibilidad y motricidad de la lengua, labios, mejillas.
  • Cierre de los labios
  • Movimiento del maxilar inferior
  • Supresión de los hábitos de succión
    1. Supresión del uso del chupete y la succión del pulgar
    2. Supresión del hábito de morderse las uñas
    3. Supresión del hábito de rechinar de los dientes
Medidas de estimación pasiva
  • Para influir en la sensibilidad oral
  • Para influir en el tono de la musculatura orofacial
  • Ejercicios de alimentación
  • Ejercicios de bebida
Mejoría de la motricidad bucal
  • Ejercicios de labios
  • Ejercicios de lengua
  • Ejercicios de articulación
  • Ejercicios de maseteros
 Ejercicios de deglución con la boca vacía
  • Estimulación perioral, automatización del cierre de los labios y de la posición de la lengua en reposo (seguir protocolo), Deglución de alimentos, Articulación. Integrar los sonidos desarrollados en el habla espontánea.

Comentarios

Comentarios cerrados.