Estimulación para Evitar la Disgrafia

Por definición, la Disgrafía es una dificultad asociada a la mala caligrafía y los indicadores de su existencia son: no respetar márgenes, escribir muy separado o muy junto (letras “montadas”), muy grande o muy pequeño, o bien, todo combinado; también se pueden omitir letras o palabras completas, todo esto sin que un trastorno neurológico o intelectual lo justifique. Ahora, en cuanto al trabajo específico para superación de la dificultad, quiero comenzar con las tan detestadas pero efectivas caligrafías y copias. Sí, porque no sólo ayudan a “aprender a escribir”, también aportan al reconocimiento de la forma de la palabra, a la ortografía, al desarrollo de la motricidad fina y dan soltura a la mano. Pero bueno, seamos realistas, casi ningún niño se pondría feliz si le dices que haga caligrafías durante sus vacaciones, así que pasemos a actividades más entretenidas que también desarrollen la motricidad fina y den la soltura necesaria a las manos de nuestros pequeños:

1.- Rellenar dibujos con papel rasgado o sólo rasgar papel siguiendo diferentes líneas rectas o curvas.

Disgrafia 1.2

2.- Pespuntear con aguja de lana “rellenando” figuras simples y complejas o incluso siguiendo líneas y “desprendiendo” las figuras.

Disgrafia 2

3.- Bordado con lana o hilo en cartulina, siguiendo los bordes de alguna forma, decorándolas o realizando diferentes puntos.

Disgrafia 3

4.- Hacer origamis y ambientarlos en un cuaderno o una hoja en blanco (hay muchas páginas de internet que se dedican a explicar y enseñan detalladamente cómo hacerlos).

Disgrafia 4

5.- Y por último, pero no menos entretenido, Dáctilo Pintura (la pintura con los dedos). Pueden comenzar con dibujos libres y posteriormente rellenar dibujos.

Disgrafia 5

Estas actividades que te presentamos si bien no reemplazaran el respectivo tratamiento, irán desarrollando poco a poco los aspectos que te mencioné anteriormente (pero como todo en la vida, siempre dependerá de la constancia y la motivación) y si tu hija o hijo aún es muy pequeño y no comienza el proceso de lecto-escritura, estas sugerencias también te servirán como estimulación y así “prevenir antes que lamentar”. Te invito a realizar en conjunto, como actividades familiares, de esta forma serás parte de un proceso muy importante para tu hijo o hija, aumentará la motivación y podrán pasar tiempo de calidad juntos.Todoeduca

Comentarios

Comentarios cerrados.