NIÑOS Y NOTICIAS

guerra en siria

Guerra en Siria. Armas químicas que dejan cientos de muertos… Mucho de ellos niños. La conmemoración de los 40 años del Golpe y el inhumano empresario que hizo noticia por llevar 2 perros al interior de una bolsa colgando desde la ventana del auto que manejaba, son algunos de los acontecimientos que marcaron el 2013.

Ladrones, robos y balas durante todo el año…  ¿Cómo podríamos explicarles eso a nuestros hijos? Habrá acaso una manera lúdica de hacerlo. Sobre todo pensando que en vacaciones –querámoslo o no- pasan más tiempo frente al televisor. Soy periodista y mi marido también. Vemos, leemos y escuchamos noticias gran parte del día. Y los hijos, inevitablemente, se empapan con lo que hacen sus padres.

niños y tvCuando escribo mis columnas o mis artículos siempre intento tener por los menos una respuesta a mis propias dudas. Y en este caso si me preguntan, la verdad es que yo trato de no ver noticias delante de ellos. Ayuda el hecho de que ya están acostados en el horario de los noticieros centrales. Pero uno no puede tapar el sol con un dedo, dice el dicho. Y claro ¿Qué hago con las noticias de la radio o las del diario? Cuando veo a Simón de 5 años hojeando un matutino lleno de imágenes que no siempre me gustaría que viera. O preguntándome si ese niño de la portada de un diario palestino – de nuestra colección de revistas extranjeras – estaba muerto o estaba durmiendo entre otros adultos apilados en filas humanas. (Ese diario ya está bien guardado en un cajón).

Ayer, cuando lo acompañé a su cama para dormir, me dijo que le dejara la luz prendida, le pregunté por qué y me explicó que tenía miedo de que aparecieran los delincuentes. Y cómo no si en esta época del año todos los informativos hablan de asaltos y cómo proteger las casas durante las vacaciones. No supe cómo tranquilizarlo, más que con una mentira: “pero, mi amor, si los delincuentes no existen”… “Sí existen – contestó rápido – yo escuché en las noticias… y tienen pistolas”. Entonces con un argumento más lleno de amor que de convicción le dije: “Ah pero si vienen los delincuentes, están los papás para defenderte, nada te va a pasar nunca a ti ni a tu hermana, nosotros estamos para protegerlos siempre”.

Le apagué la luz y me fui, creo que más asustada yo, de saber que somos tremendamente vulnerables, pero eso no podría explicárselo a un niño de sólo casi 6 años.Todoeduca

Comentarios

Comentarios cerrados.