CÓMO SUBIR LAS NOTAS

estudioSiempre al terminar las vacaciones de invierno hemos dicho o escuchado frases como “el segundo semestre es más corto que el primero, así que hay que empezarlo con las pilas bien puestas!”, “el segundo semestre tiene unidades más fáciles así que tienes la oportunidad de subir todas tus notas” o “esta es LA oportunidad de subir los rojos del primer semestre”. Frases que dicho sea de paso suelen ser muy reales. La explicación es muy sencilla, pasa que, en primer lugar, a muchos niños les cuesta uno o dos meses tomar el ritmo del colegio, por lo que recién en mayo comienzan a poner de su parte en lo que a estudios se refiere y sólo tienen la mitad del semestre para repuntar sus primeras notas y muchas veces no es suficiente, en cambio, al comenzar el segundo semestre, ya vienen con un par de meses de entrenamiento y les cuesta mucho menos tomar el ritmo para volver a estudiar, hacer trabajos, aprenderse disertaciones, etc.

Otro punto importante es que realmente el segundo semestre es un poco más corto que el primero, por los feriados, días sándwich o fines de semana largos, las vacaciones de septiembre y los clásicos ensayos para los actos de fin de año, por lo que debemos concentrar ese esfuerzo escolar en un periodo más corto de tiempo. Además, siempre el último tramo de la carrera es el que se ve más corto.

Sin embargo, una buena planificación podría facilitar mucho las cosas para aquellos niños que buscan en el segundo semestre una nueva oportunidad.

¿Cómo? En realidad es mucho más fácil de lo que se cree. Para comenzar debemos contar con calendarios mensuales en donde los estudiantes puedan anotar sus quehaceres y pruebas tal como se muestra en la imagen, esto permitirá tener una vista general de todo lo que deben hacer en ese periodo de tiempo.

calendario mensual

Una vez que ya tenemos el calendario mensual con sus respectivas anotaciones podemos pasar a la organización semanal. El calendario semanal cumple la misma función que el mensual: darnos una vista general y concreta de todo lo que hay que hacer. Gracias a esto incluso disminuirá la sensación de estrés del estudiante ya que podrá ver concretamente cuanto tiempo libre tendrá.

¿Cómo hago mi calendario semanal?, este es muy parecido a los horarios que tienen nuestros niños en el colegio, en donde se les indicará qué hacer y a qué hora, entregándoles la estructuración necesaria para toda la edad escolar. ¿Cómo? Al igual que en el colegio, en bloques de 45 minutos cada uno. A continuación te muestro un ejemplo:

calendario semanal

Al realizar este simple ejercicio una vez a la semana, tú y tu hijo ahorrarán mucho tiempo. Porque, como puedes ver, en dos días ya está listo y estudiado todo lo de la semana, lo que permite no sólo adelantar estudio, sino que también permite tener más tiempo libre y sin cargo de conciencia.

Dosificar el estudio en pequeñas sesiones es mucho más efectivo y menos agotador que estudiar todo de una vez en una eterna y desgastante sesión, por lo que sólo queda poner estos consejos en práctica.MINI LOGO

Comentarios

Comentarios cerrados.