Actividad Física en la Infancia.

ejerciciosUno de los mejores legados que podemos darle a nuestras niñas y niños es la práctica de actividad física. Todos sabemos que los índices de sobrepeso y de obesidad infantil son enormes, no sólo en Chile, y que las consecuencias pueden ser graves a lo largo de la vida. Día a día son más las niñas y niños sedentarios, la tecnología hace poco favor para evitar esto, reduciendo la necesidad de “moverse”, por lo que es de nuestra responsabilidad como adultos, hacernos parte de la solución a este problema de salud pública. No detallaré las desventajas de una vida sedentaria, todos las conocemos, pues lo vemos o vivimos a diario: sobrepeso, obesidad, hipertensión, sensación de fatiga constante, dificultad para la concentración, ansiedad, lesiones y dolores articulatorios, entre otras cosas. Lo que si haré, será comentar los beneficios para la salud, física y psicológica de nuestras niñas y niños, cuando tienen una vida donde la actividad física es algo cotidiano y no sólo es parte de sus ramos en el colegio.

Cuando hablo de “actividad física”, no necesariamente hablo de deporte, pues esto último implica competencia y no todos los niños participan en ello. Sin embargo, la actividad física puede ser parte del día a día, de los juegos, de la rutina, de los viajes al colegio, etc. Pues hacer ejercicio también significa jugar, por ejemplo, jugar a la pelota en el recreo, correr persiguiendo a sus amigos, saltar la cuerda, andar en bicicleta entre otros juegos. Es necesario que sepamos que a partir de los 2 años, las niñas y niños ya pueden incluir actividad física en sus juegos, de esta forma, al incluir movimiento, los ayudaremos a mejorar significativamente sus funciones cardiovasculares, potenciando su sistema muscular y esquelético como también sus habilidades psicomotoras. El ejercicio aeróbico, el movimiento, protege, la secreción de endorfinas al realizar actividades lúdicas, genera sensación de bienestar, aumenta la motivación, mejora la autoestima y permite que los niños crezcan más felices, y a su vez, mejoran su capacidad de concentración por lo que mejora su rendimiento escolar.

La Bicicleta y su maravillosa influencia.

¿Sabías que la bicicleta es uno de los inventos más beneficiosos para el desarrollo de nuestras niñas y niños? Muchos de nosotros tenemos bicicletas en nuestras casas, y muchas veces, están arrumbadas entre los cachureos en algún patio o bodega. Sin embargo, cómo no recordar aquellos pedaleos infantiles con nuestros amigos, aquellas tardes llenas de aventuras pedaleras.

bicicleteroA nivel físico, el uso de la bicicleta en la infancia colabora con el desarrollo del sistema inmunológico, aumenta la resistencia y la agilidad en los niños, como también estimula la coordinación y equilibrio corporal, al hacer que manejen la bicicleta en movimiento. También fortalece las articulaciones, el sistema cardíaco como también el sistema respiratorio. Hoy en día, los niños en general, pasan pegados frente a una pantalla, no interactuando entre ellos, ni menos con su entorno y considerando la enorme necesidad de hacerlos parte de actividades en movimiento, la bicicleta se convierte en una de las soluciones. No sólo porque les permite hacer ejercicios cardiovasculares sino porque también los saca del ensimismamiento tan propio de la cultura que les estamos entregando, ayudándolos a mejorar su auto-concepto, autoestima y por ende la auto-confianza.

El uso de la bicicleta en la familia, también aporta a mejorar la salud en nuestros niños y a la vez se convierte en un aporte integral, pues, posibilita el compañerismo y solidaridad al hacerlo en familia, en el caso de que los padres los acompañen. También facilita la convivencia al salir del lugar habitual en el que nos relacionamos, los niños se sienten importantes y seguros al momento de tener a uno o más de sus adultos significativos como “compañero de pedaleo”, reforzando las relaciones positivas y la conciencia de ser parte de, afianzando los vínculos familiares, lo que indudablemente reduce los índices de ansiedad y estrés no sólo en nuestros hijos sino, en nosotros como padres.MINI LOGO

Comentarios

Comentarios cerrados.