Quién Protege a los Niños

violencia infantil niñosCada vez que se hace público un caso de violación sexual  a un menor, el país se estremece con la noticia,  sin embargo, al paso de unos días -como en cientos de situaciones- la mala escena queda en el cajón de los recuerdos de todo un pueblo.  El caso de Belén por supuesto no fue la excepción, una niña de 11 años que fue violada por su padrastro y se encuentra embarazada ¿Cómo se encuentra Belén en estos momentos? ¿Recibió la ayuda apropiada? Claramente son hechos desconocidos, porque para “Los Medios de Comunicación” es una noticia añeja que sólo cobrará importancia a la luz de un nuevo caso. Pero qué pasa con las autoridades, las leyes, las mismas familias, las personas responsables de que los abusos a menores no sucedan o por lo menos no con la frecuencia que lo hacen y bajo casi absoluta impunidad.

Es realmente indignante, por decirlo menos. Preocupante en todo el sentido de la palabra, porque el abuso hacia los niños se presenta de diversas maneras y no es sólo sexual. “En una sociedad adulto céntrica como la nuestra, los niños son abusados a diario: abusados cuando desmerecemos sus sentimientos, cuando obviamos sus necesidades y creemos que las nuestras (de adulto) tienen mayor importancia, cuando los obligamos a realizar actividades que no son propias de su edad, etc.”, afirma la Psicóloga Infanto-juvenil, Varinia Signorelli, quien además advierte que “vivimos generando violencias que pasan desapercibidas, pero que tienen secuelas en nuestros niños y en nosotros”.

niña embarazoSon muchas las aristas que hacen de esta lamentable situación una realidad estremecedora, como es la despreocupación y abandono que sufren miles de niños. Es común ver a madres, que no sólo no protegen a sus hijos, sino que además se ponen del lado del agresor. Pero los hechos no terminan ahí, ya  que en el caso de Belén, por ejemplo, debe enfrentar ahora un embarazo con quién sabe cuántos sentimientos encontrados, miedos y rabia. “Belén está expuesta a la re victimización constante, no podremos cuidarla de recordar fehacientemente lo que sucedió. Cae nuevamente en desamparo. No dudo de su sentimiento de impotencia, frustración y rabia, que es probable que se mantenga ya que realizar una función materna que no eligió y la pone en el lugar del sometimiento, nuevamente”explica Signorelli.

“Aunque suene un tanto repetido, seguimos con machismos y discriminaciones siendo frecuente que cada vez que una mujer espera un hijo se diga “quedó embarazada” “está embarazada”, obviando tal vez lo evidente: el embarazo deviene de una actividad conjunta, por decirlo de alguna manera concreta”, añade la especialista. Quien advierte que “Ahora la problemática ya está y la menor de tan sólo 11 años ha sido víctima quién sabe desde hace cuánto tiempo y todos se sienten con el derecho de remediar esta situación y reparar el daño que ya está hecho con discusiones como si practicarle un aborto o no a la pequeña”. Reflejo de como cada vez que se da a conocer un caso como éste se abren los debates, aparecen los experto y luego todo vuelve a quedar en nada.

Cabe mencionar, que si bien la lucha contra los abusos a menores es una deuda a nivel país; la prevención, el cuidado y el respeto a nuestros hijos es una tarea que comienza en casa, desde la familia. Y finalmente en vez de poner a disposición de un tema contingente a los candidatos presidenciales de si apoyan o no el aborto y la pastilla del día después, sería fundamental que tanto las autoridades actuales como las futuras, velaran por los derechos de los menores y terminaran con un sistema que vulnera y maltrata a nuestros niños.MINI LOGO

Comentarios

Comentarios cerrados.