COMIENZA EL SEGUNDO TIEMPO

colegioSe acabaron las vacaciones de invierno, este fin de semana es el cierre de lo que podríamos llamar el merecido descanso para dar inicio al “segundo tiempo” académico. De vuelta al colegio y de vuelta a la rutina, un proceso que puede ser un tanto difícil retomar, pero que queramos o no ya comienza.

Para algunos puede ser un empezar de cero, para otros la oportunidad de subir las notas, Aquí les entregamos unos interesantes “tips” de apoyo recomendados  por la Sicóloga Teresa Izquierdo, Coordinadora del Programa Aprender en familia de la Fundación CAP.

  1. Motivación de los Padres: Comenzar un semestre nuevo, puede ser una muy buena oportunidad para “empezar de cero”.  Renovar el propósito de lograr mejores resultados, de descubrir y desarrollar nuevas amistades, de comprometerse en actividades escolares, iniciar nuevos talleres, etc. Todas las anteriores metas que todo niño puede soñar.  Para eso el menor necesita que los padres lo apoyen y le den el ánimo que requiere para emprender de nuevo. Los alumnos necesitan que los padres renueven sus confianzas y esperanzas en lo que sus hijos pueden lograr.
  2. Dar Vuelta la Página: Es importantísimo que los padres no “se queden pegados” en el semestre que pasó, y le recuerden a cada momento sus fracasos. La vuelta a clases es un momento para renovarse y motivarse con nuevos desafíos, renovar el estuche, poner al día los materiales, establecer nuevos acuerdos de horario de estudios, talleres y metas. Sólo ayudándolo a confiar en sí mismo y en sus propias habilidades él se atreverá a enfrentar desafíos académicos, sociales y emocionales.
  3. Si lo que queremos es subir las notas o tener un cambio en la conducta, la vuelta a clases es una buena oportunidad para hacer un análisis de los aspectos que lograron y los que fallaron en el primer semestre. En conjunto, padres e  hijos, pueden reflexionar en torno a cuáles fueron las conductas o hechos que aportaron al buen o mal desempeño, y  plantear nuevos desafíos para  mejorar durante el segundo semestre. Es importante acá considerar los distintos ámbitos de la vida escolar y tener especial cuidado de  equilibrar la responsabilidad del niño: el esfuerzo, sus talentos y dificultades. El niño debe volver a recuperar su autoestima y confianza en sí mismo para poder proponerse nuevas metas, Si un hijo no se siente capaz difícilmente podrá motivarse y comprometerse a estudiar.  Partir de nuevo  implica  volver a confiar que con la ayuda de los padres y del colegio, de esa forma podrá superar sus dificultades para aprender y/o relacionarse. Para que esta conversación no sea “una lata”, y para darle la importancia que queremos, es recomendable hacerlo en un espacio cálido, pero serio a la vez y destinarle el tiempo necesario.
  4. Se recomienda establecer compromisos en conjunto. Esta es una estrategia que puede ayudar mucho para lograr los cambios que esperamos. Los compromisos para el segundo semestre deben definirlos ambas partes. Si el niño siente que fue la mamá o el papá quien los decidió, no sentirá la misma responsabilidad que sentirá si él/ ella tiene voz en los acuerdos que se toman. Es fundamental que los compromisos establecidos se sigan y se recuerden durante todo el semestre. El que el estudio sea una responsabilidad de los niños, no implica que no se les pueda reforzar cuando se esfuerzan y cuando obtienen logros. En este sentido, es importante que el cumplimiento de los compromisos asumidos se asocie a un refuerzo positivo que estimule la conducta deseada.

Finalmente y considerando lo anterior es muy importante que como padres seamos capaces de entender que después de un semestre académico, las vacaciones de invierno son un período de descanso para los niños, que permiten tomar fuerzas y recargar energías para la segunda parte del año. Por lo que la motivación para comenzar “el segundo tiempo” con buena disposición debe ser fundamental.MINI LOGO

Comentarios

Comentarios cerrados.