AGUA FRÍA Y NUNCA HIPOGLÓS

quemadurasEn tardes y noches frías como ésta recuerdo cuando llamaban del TRIAGE (área de priorización de la atención de urgencias) avisando que pasaría un niño quemado y necesitaba asistencia inmediata. En ese mismo momento a todo el equipo (paramédicos, pediatras y enfermeras),  se nos apretaba la guata ya que sabíamos que nos veríamos enfrentados a una situación de estrés máximo al ver sufrir al niño quemado y a sus padres por el sentimiento de culpa mezclado con preocupación e impaciencia por ver pronto a su hijo dejar de sufrir por el dolor causado.

¿Cómo? ¿Dónde estaban sus padres? Son las típicas preguntas que solemos hacernos. Y por lo general la respuesta es: “Estábamos tomando once y en un segundo el niño tenia el té encima” o “le dije que no entrara a la cocina, pero no me hizo caso”, “puso las manos en la planchas, la estufas, la chimeneas…”.

Creo firmemente que la única manera de evitar este tipo de accidente es que los adultos DEBEMOS tener los ojos bien abiertos y asegurarnos de tomar las máximas precauciones para evitar que nuestros niños sufran cualquier tipo de quemadura. Ahora, si esto llega a suceder por el motivo que sea POR FAVOR y por el bien de los niños sólo póngale agua. Sí, sólo agua, fría y de la llave, ya que cualquier otro producto que se ponga en la quemadura, ya sea cremitas de la abuela, mantequilla, aceite de alguna cosa, un bistec o hipoglós no sirve absolutamente de nada y por lo demás sólo empeorará la quemadura.

Y es aquí donde quisiera detenerme. Es usual que los padres apliquen hipoglós en las heridas. Papás es lo PEOR que pueden colocarle a tu hijo en esos casos, ya que es una pasta que se adhiere firmemente sobre la piel y es buena para las “coceduras del potito de la guagua”, pero NO para las quemaduras. La verdad, es que es terrible cuando llegan embetunadas de estas cremas, ya que para poder hacerles una curación hay que sacarle la crema que tienen puesta sobre la herida; un procedimiento demasiado doloroso ya que no existe otra manera de sacarlo que no sea por arrastre, a esto último me refiero a untar una gasa en suero y pasarla una y otra vez sobre la herida sin epidermis (la primera capa de la piel) hasta sacar la crema por completo, y sinceramente es lo más horrible que he tenido que hacer, pero lamentablemente es la única forma de poder ayudarlos.

En resumen, lo primero: PRECAUCIÓN, segundo si sucede: AGUA FRIA DE LA LLAVE, tercero y final: NUNCA HIPOGLÓS.MINI LOGO

Comentarios

Un comentario

  1. Spardo 05/02/2016 at 10:02 PM -

    Que buen dato, estuve a punto de aplicarme en la mano que me acabo de quemar con aceite. Gracias.