“AVÍSAME CUANDO LLEGUES”

 “Avísame cuando llegues”, era la típica frase de mi mamá  justo antes de salir de casa. Yo comenzaba a salir solo y claro, como les pasa a muchos papás la preocupación de que sus hijos estén fuera, también era la de los míos.  “…Y si van a otro lado, me llamas por teléfono”, alcanzaba escuchar ya a lo lejos cuando casi cerraba la puerta.

La verdad es que en ese momento no entendía las aprensiones de mi mamá, si yo sólo iba a la casa de un amigo, sobre todo cuando llamaba por teléfono a la mamá de “mi amigo” para saber si estaba de acuerdo con que yo fuera.

Hoy día que soy padre, entiendo que su intención no era otra que protegerme de cualquier riesgo. Hoy día que yo también tengo el temor de que a mis hijos les pase algo puedo ver los peligros de  los que en ese momento mi mamá intentaba alejarme.

la tecnología y los adolescentes

“No converses con extraños”, muchas veces les digo a mis hijos, y es que el ver a diario como niños son secuestrados y abusados, te obliga a tomar precauciones, las que claramente nunca son suficientes para un padre. Esta situación se agrava en el mundo globalizado en que vivimos. Y ojo que no se trata de ser un padre aprensivo, pero como psicólogo, especializado en adolescentes, me doy cuenta de que la realidad actual escapa al espacio físico, y con esto me  refiero específicamente al Ciberespacio.

Quisiera exponer muy básicamente el profundo sentido de la frase inicial de esta columna: “AVÍSAME CUANDO LLEGUES”. Y es que hoy los jóvenes se mueven en Internet sin restricciones, visitan un sin número de “direcciones”, sitios de los cuales como padres no tenemos mayor referencia ni información.

 Algunos de ustedes podrán decir qué tan terrible es visitar páginas que contienen:

  • Pornografía.
  • Chat para realizar citas a ciegas
  • Chat en donde uno no sabe quién está navegando, sobre todo cuando la realidad nos indica que lo más probable es que algún adulto este haciéndose pasar por menor de edad.

Siguiendo la analogía entonces es cuando creo absolutamente necesario que  como padres nos preocupemos de cuáles son las visitas que mi hijo realiza cuando prende el computador, ¿qué sitios visita? ¿ a dónde va cuando navega en Internet?. Estar atentos, preguntar, mirar, ver el historial de las páginas, entre otras cosas. Hoy día dejamos a nuestros hijos 3 o más horas diarias  libres ante la experiencia sin límite de conectarse al ciberespacio, y claro que la tecnología es parte de la realidad actual, sin embargo es indispensable  educar y estar atentos a los caminos que nuestros hijos pueden tomar, a pesar de que no tengan la necesidad de salir de casa y avisarnos cuando lleguen.MINI LOGO

Comentarios

Comentarios cerrados.