PREVENIR PARA NO LAMENTAR.

SILLA DE AUTOEs por decirlo menos indignante conocer las cifras de muertes por accidentes de tránsito ocurridas en el último tiempo, recién el año pasado ésta sobrepasaba las 16 mil personas que eran víctimas de accidentes automovilísticos. Y es que si bien los números reflejan una significativa baja, las causas de los fallecimientos no dejan de llamar mi atención.

En las urgencias de nuestro país son muchos los casos que llegan a diario con importantes lesiones y traumatismos de diversa índole; torácicas, abdominales, de cabeza, extremidades, etc. el motivo: ¡NO LLEVAR PUESTO EL CINTURÓN DE SEGURIDAD!

¿Pero cómo? Si son repetidas las campañas en las que se incentiva el uso del cinturón de seguridad, si ya desde hace más de 50 años que es OBLIGATORIO. Es como que si el dicho “Las reglas son para romperlas” fuera realmente un hecho. Y es imperdonable, injustificable e incluso una estupidez el no tomar conciencia de lo que significa el “no ponerse el cinturón”, pero lo que definitivamente más me hace entrar en ira es cómo esta mala práctica se la heredamos a nuestros hijos desde sus primeros años.

Esta semana fui testigo del caso de una pequeña de tan sólo 3 años de edad, hija única. Alrededor de las 13.30 hrs. se subía al auto de sus padres para ir a visitar a sus abuelos. 13.50 hrs. era trasladada de urgencia. 14.45 hrs. la menor había fallecido. La causa: ¡NO VIAJABA EN SILLA DE SEGURIDAD PARA NIÑOS!

GUAGUA SILLA DE AUTOAl consultarles a sus padres la respuesta fue que “Camila no aguantaba viajar en su silla”, así que a pesar de que en otras ocasiones siempre utilizaba su butaca, en esta oportunidad su mamá decidió llevarla en sus brazos (pero en el asiento trasero -advierte – cómo si eso hubiese servido de algo) para que no llorara.  Me imagino que daría su mamá hoy día por oírla llorar…

Mamá, si tu hijo no quiere ir en la silla de seguridad por favor explícale lo importante que es que vaya con su cinturón de seguridad puesto, si no lo entiende y continúa llorando entonces cántale, compra un reproductor de DVD, pásale un libro, su juguete favorito, ponte tapones en los oídos, no sé… has cualquier cosa, pero por el amor de Dios no lo saques de su silla hasta llegar a su destino. Créeme que si pudieras ver la cara de la mamá de la pequeña Camila, cuando el Doctor le dio la noticia de que su hija había dejado de existir, no tendría la necesidad de ser tan majadera con el tema.

niña en auto

Yo no soy psicóloga, sin embargo, la premisa “los niños imitan lo que los padres hacen”, es algo que tengo muy claro; y yo no soy mamá, pero ciertamente la vida de un hijo y en un futuro de mi hijo es algo que cuidaré con mi vida. Considerando las 2 afirmaciones anteriores no logro entender cómo los papás muchas veces no utilizan las sillas de autos para bebes, siendo ésta la herramienta más efectiva de seguridad. Es una realidad lo que las estadísticas a diario demuestran una persona eyectada fuera del vehículo tiene 5 veces más probabilidades de morir que aquélla que permanece en el interior del vehículo. La probabilidad de morir de un niño que viaja en silla de seguridad amarrado correctamente se reduce en un 71%. La probabilidad de que niños de un año hasta cuatro años de edad sufran caídas es del 54% y los niños que no están correctamente sujetados son tres veces y media más propensos a sufrir graves lesiones. Me ha tocado ver muchísimos casos y no logro entenderlo, si ya desde el año 2002 ha quedado absolutamente prohibido por Ley el traslado de menores de 8 años en asientos delanteros, y los niños menores de 4 años deben viajar en sillas de seguridad.

Si a pesar de toda la información que se entrega lo desconoces, te dejo una tabla de recomendación con información emitida por la Comisión Nacional de Seguridad de Transito. (CONASET). ¡Que nadie diga que no lo sabía!

tipos de silla para autos

 

Comentarios

Comentarios cerrados.