La importancia de elegir un colegio a tiempo

COLEGIOAunque las clases recién comienzan, puede ser sorpresa para algunos saber que la elección del colegio de tu hijo para el año que viene (2014) debe realizarse lo antes posible, y así no quedar fuera del proceso de postulación.

Es en marzo cuando la mayoría de los colegios comienzan sus procesos  -con un año de anticipación- y el desconocimiento por parte de los padres, provoca que muchas veces a la hora de tomar una decisión y optar por un establecimiento nos encontremos con la mala noticia de que  ya no hay matrículas o el proceso de selección ha concluido. La elección del colegio es un serio problema para muchas familias tanto por la  diferencia que se puede encontrar en la calidad de enseñanza como por la variedad de oferta en los proyectos educativos. Para tal decisión es importante que los padres tenga claro lo que espera del colegio, sin olvidar que la educación no es sólo del establecimiento educacional, sino muy por el contrario, la crianza comienza en casa con la familia y entendiendo que lo que la educación formal entrega son conocimientos, experiencias de aprendizaje y desarrollo de habilidades, entre otras.

Las alternativas:

  • Relevancia del idioma (bilingüe).
  • Religiosidad (católico o no).
  • Género (mixto, hombres o  mujeres).
  • Relevancia en los talentos (capacidades artisticas, deportivas, etc.).
  • Método alternativos (Montessori, Waldorf, Harkness, etc.)

Ahora bien teniendo claro lo anterior es importante que al momento de optar por un colegio y otro consideremos las características familiares y sus falencias, así como también las oportunidades reales de elección, ya sea por cercanía y desplazamiento, conocimiento previo de un determinado colegio y los costos asociados (matrícula, mensualidad, cuota de incorporación, etc.).

Cambio de Colegio.

Fresia SoltofSi bien para muchos padres no es un tema, ya que saben sin mayores cuestionamientos el colegio al que asistirán sus hijos, hay que considerar que no necesariamente esta elección será para toda la vida. Existen diversos factores que pueden hacernos cambiar de opinión, considerando por ejemplo, que un proyecto educativo que fue adecuado para un alumno, no tiene por qué ser bueno para otro; así muchos padres luego de 1 ó 2 años de escolaridad terminan cambiando a sus hijos. Los factores pueden ser variados: exigencias académicas, falta de empatía con los docentes a cargo o porque simplemente no era lo que esperaban (calidad, participación religiosa, actividades extraescolares, etc.). Finalmente, el colegio termina convirtiéndose en un dolor de cabeza para padres e hijos. Es en estos casos entonces cuando se produce la angustia e incertidumbre por el cambio, ¿A qué colegio irá? ¿Se adaptará al nuevo establecimiento? ¿Será el último cambio?

Lo cierto es que los niños pocas veces están motivados con los cambios de colegio, ya que eso significa también cambiar de compañeros, los que muchas veces se han convertido en amigos; aunque seamos claros que finalmente en la mayoría de los casos los que toman la decisión son los padres, esto especialmente si se trata de niños pequeños. De una u otra forma, es importante no perder de vista que las causas que hayan motivado el cambio deben basarse en un fundamento de peso que esté afectando directamente al menor, ya que si bien los cambios no tienen por qué ser negativos, el realizarlos en forma innecesaria o momentos poco adecuados puede a la vez traer consecuencias negativas en nuestros hijos.

madre e hijoPor último, deseamos tranquilizar a los padres de niños inquietos que antes de ingresar al colegio en marzo no logran conciliar el sueño. Existen algunos establecimientos educacionales que en ocasiones insisten en la consulta de especialistas (psicólogos, psicopedagogas, fonoaudiólogos, etc.) y que generan una antipatía en los padres, construyendo una muralla entre el colegio y la casa. Pues bien, es importante que los padres vean estas instancias como oportunidades para conocer realmente las características de su hijo y de esta manera tomar decisiones importantes en la educación y metodología a trabajar con el menor, como también la manera de enfrentar cada aprendizaje. En otras palabras, más que ver “la recomendación” como una crítica y segregación de los niños, recibirla como una oportunidad de ayuda hacia el menor. Relajarnos y dejar que las cosas pasen y no pongamos techo a las capacidades de nuestros niños, ya que siempre ellos nos sorprenden.

Teniendo en cuenta todo lo anterior los invitamos a seleccionar el colegio de sus hijos y les recomendamos visitar: http://www.calpeyabyla.com/profiles/blogs/amanda-cespedes-como-escoger-un-buen-colegio-para-sus-hijos en donde se publica una entrevista a la doctora Amanda Céspedes, neurosiquiatra infantil y especialista en salud mental del escolar sobre “Cómo escoger un buen colegio para sus hijos”.todoeduca (2)

Comentarios

Comentarios cerrados.