LOS ACCIDENTES PASAN

pedro piscinaLlegó el verano y con él las vacaciones… las salidas a pasear fuera de casa, sinónimo de diversión, momentos de recreación; idas al campo, playas y unos buenos chapuzones en piscinas públicas o privadas. Y con la diversión los accidentes podrían presentarse si es que no se tienen los cuidados o no se toman las medidas de prevención necesarias.

Es común ver en las noticias, entre reportajes del mejor lugar para veranear o tips para capear el calor, este tipo de lamentables acontecimientos, pero como bien lo dice el dicho: “los accidentes pasan”. Y a veces me pregunto, pero si en todos lados están saliendo una y otra vez las medidas de precaución que tenemos que tomar para evitarlos. ¿A caso no es suficiente? o es que ciertamente uno nunca espera que las cosas le sucedan a uno.

Señor, si su hijo está en el agua es fundamental que usted o algún adulto responsable este vigilándolo todo el tiempo que permanezca en el agua. Señor, si tiene piscina en la casa, entonces es requisito básico instalar reja alrededor de piscina y mantenerla con los accesos cerrados a menos que se esté utilizando con supervisión de un adulto responsable. Son 2 consejos reiterados en esta época del año, todos los años. Pero si hasta en cada una de las piscinas públicas podemos observar grandes letreros con consejos y prohibiciones: No correr por los bordes de la piscina, no dejar envases o vasos en los bordes de la piscina o dentro de ella, no consuma alcohol al bañarse en la piscina, evitar los juegos bruscos y empujones en los bordes de la piscina o dentro de ella, evitar tirarse piqueros sobre todo en zonas de baja profundidad, no dejar juguetes en la piscina que puedan llamar la atención de los niños, entre otros; y así y todo… los accidentes pasan.

Y entonces ¿qué estamos haciendo mal?, ¿Dónde está el problema?, La verdad es que no encuentro explicación para este tipo de situaciones. Llamémoslas negligencias, irresponsabilidades, falta de fiscalización, descuidos… da igual como lo llamemos, nadie nos devuelve la vida de ese ser querido.

piscinaAsí que ahí voy otra vez, prefiero ser majadera y seguir recomendando al respecto: los niños deben aprender a nadar a temprana edad, infórmese al respecto, no se confíe ni estando en su casa, ni rodeado de un millón de personas… insisto, es que los accidentes pasan. Y ojo, si un niño se extravía en un lugar cercano a una piscina el primer lugar donde se debe buscar es en la piscina. Cuando tienen visitas  aumentan los peligros ya que se suele perder la atención de los niños. Si sus hijos están con amigos pueden ser más exploradores y audaces por lo que hay que poner mayor atención a las medidas de seguridad y no perderlos de vista. Y por último, no hay que olvidar que los niños se pueden ahogar en profundidades menores a 5 centímetros, por lo tanto cualquier recipiente puede ser una piscina. Y por favor no lo olvide: los accidentes pasan.

Comentarios

Comentarios cerrados.